jueves, 20 de abril de 2017

El 25 de marzo se celebró la Hora del Planeta

La Hora del Planeta es una campaña de WWF que empezó en 2007 en Sidney, Australia, con el gesto simbólico de apagar la luz durante una hora como muestra de la lucha contra el cambio climático. Diez años después,  se ha convertido en la mayor iniciativa mundial en defensa del medio ambiente y una llamada a movilizarse y a actuar de forma constructiva en defensa de nuestro amenazado Planeta.


2016 ha sido el año más cálido registrado desde 1880. Y desde que comenzó este siglo, cada año ha batido el récord de temperatura del anterior. El cambio climático es ya evidente en todo el Planeta y especialmente en regiones como el Ártico. Pero al mismo tiempo hay razones para el optimismo, el 4 de noviembre de 2016 ha entrado en vigor el Acuerdo de París para frenar el cambio climático. Este acuerdo mundial marca un punto de inflexión y el comienzo de una gran transición global hacia un desarrollo y una economía limpia y baja en carbono. 

Muchos avances están ya en marcha y son la prueba de que hemos iniciado este camino sin retorno: China ha paralizado la construcción de centrales de carbón, algunas compañías aseguradoras, ciudades, bancos y fondos de inversión han dejado de invertir en combustibles fósiles, el coche eléctrico rueda ya con un futuro prometedor, cada vez más países apuestan por energía 100% renovable… y los ciudadanos empujan con fuerza para acelerar este cambio. Gobiernos e instituciones, organizaciones, empresas y ciudadanos de todo el mundo se están movilizando y están trabajando para acelerar este cambio.

Este año con la Hora del Planeta se ha querido animar a toda la sociedad a sumarse a este gran movimiento, a hacerlo imparable y a evitar cualquier marcha atrás.

[Saber + sobre la Hora del Planeta]

Echa una mano: Plantación de madera amenaza a más de mil orangutanes

Los orangutanes necesitan bosques intactos (© Globalfilm)
La selva tropical de Sungai Putri, uno de los últimos refugios para los orangutanes de la isla de Borneo. Más de mil orangutanes viven en los bosques pantanosos al oeste. Su supervivencia está en peligro: una empresa pretende establecer plantaciones de madera para la industria papelera. ¡El presidente de Indonesia debe intervenir ya!

Sungai Putri es el río que baña este ecosistema particular de la costa suroccidental de Borneo: un bosque en la turbera pantanosa de 550 kms cuadrados; un tercio de bosques primarios.

Más de mil orangutanes viven en las espesas coronas de los grandes árboles –tan escondidos que los científicos no los descubrieron hasta hace cien años. La población local siempre ha sabido de la existencia de los “hombres de los bosques”.

Ahora, su supervivencia está en peligro: la empresa maderera Mohairson Pawan Khatulistiwa excava desde diciembre 2016 canales en el suelo de la turbera para secarlos y prepararlos para plantar árboles de crecimiento rápido.

La ley y la naturaleza le importan un comino a la empresa: después de los terribles incendios de 2015, el gobierno indonesio prohibió totalmente plantaciones nuevas en bosques primarios y en turberas.

“No se puede hablar de proteger las selvas tropicales y turberas con la boca pequeña”, dice Agus Sutomo de Link-AR Borneo, organización amiga. “El gobierno tiene que actuar ya contra la destrucción de la naturaleza”

No sólo para los orangutanes, también para las personas es vital proteger las turberas pantanosas. Las turberas almacenan grandes cantidades de carbono; la tala las libera a la atmósfera y calienta el clima. Los incendios de las selvas y turberas indonesias causan entre el 15 y el 30% de las emisiones globales.

Ambientalistas alertan al ministerio de bosques y al departamento que controla las turberas. Parece ser que la empresa tiene una concesión en el área de importancia ecológica.

El agua del Sungai Putri pasa por un área única de lagos y paisajes pantanosos el gran río Kapuas. En este humedal, el más grande de agua dulce de Asia, los orangutanes tienen buenas probabilidades de sobrevivir.

Exije al gobierno que proteja las turberas de Sungai Putri.

[FIRMA AHORA]

El tráfico ilegal de vida salvaje ataca los grandes santuarios naturales

La caza, la pesca y la tala alcanzan a un tercio de los sitios Patrimonio de la Humanidad, según un informe de WWF

Publicado por JAVIER SALAS en El País.com
18 ABR 2017 - 06:58

Entre 1970 y 2012, la población mundial de vida salvaje se redujo en casi un 60% de media, y la captura ilegal de especies fue uno de los principales impulsores de esta disminución. Por este motivo, los lugares declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad se han ido convirtiendo en el último reducto de conservación de los más importantes tesoros naturales. Allí se encuentran un tercio de los tigres y un 40% de los elefantes africanos, por ejemplo. Pero ni siquiera la especial protección que disfrutan estos valiosos enclaves está logrando contener el avance del tráfico ilegal de vida salvaje.

Un cachorro de tigre interceptado cuando se comerciaba con un grupo de ellos con destino a China.
La caza furtiva de especies animales vulnerables y en peligro de extinción ha sido notificada en al menos 43 sitios del Patrimonio Mundial

Casi el 30% de los sitios Patrimonio Mundial sufre hoy la tala, la caza o la pesca ilegal. "La caza furtiva de especies animales vulnerables y en peligro de extinción ha sido notificada en al menos 43 sitios del Patrimonio Mundial, y la tala ilegal de especies de plantas valiosas, en 26 áreas. La pesca ilegal ha sido notificada en 18 de las 39 áreas costeras y marinas actuales", alerta un informe publicado por la organización conservacionista WWF con el respaldo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

viernes, 25 de noviembre de 2016

Echa una mano: ayuda a salvar Doñana

El entorno de Doñana es uno de los humedales más importantes de Europa, un paraíso de marismas, dunas y pinares, que es clave para la conservación de gran cantidad de especies de aves migratorias y uno de los espacios naturales protegidos españoles más conocidos en el mundo. Sin su existencia, la supervivencia de especies como el lince ibérico, el águila imperial y multitud de aves acuáticas se vería muy seriamente comprometida. 

Sin embargo, en los últimos tiempos este amplio espacio natural, declarado reserva de la biosfera, que incluye un parque nacional, un parque natural y otras figuras de protección, patrimonio mundial de la UNESCO, está literalmente contra las cuerdas. Acorralado por infraestructuras, con graves problemas de agua a causa de las continuas captaciones ilegales (el agua que alimenta la marisma ya se ha reducido en un 80%), con la amenaza constante de que se repita el desastre de Aznalcóllar y acosado por proyectos como la construcción de un almacén subterráneo de gas o el proyectado dragado del Guadalquivir, se encuentra en un momento crítico para su supervivencia.

WWF, la organización conservacionista que compró y donó a nuestro país los terrenos que fueron el germen del parque nacional, ha dado la voz de alarma:  hoy Doñana está más amenazada que nunca por la actividad humana descontrolada. La situación es tan grave que de no frenar las amenazas actuales, la UNESCO podría incluirla en Lista de Patrimonio Mundial en Peligro en 2017. 

Por eso esta ONG ha iniciado una campaña que pide nuestra colaboración para que el Gobierno central y la Junta de Andalucia cumplan con su responsabilidad. España debe emitir un informe el 1 de diciembre que presente las medidas que va a tomar para cumplir con las recomendaciones de este organismo internacional.  

La UNED firma la Carta de la Tierra

Carta de la Tierra
A instancia de María Novo, titular de la Cátedra UNESCO de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible de la UNED, nuestra universidad se ha adherido a la Carta de la Tierra.

El documento, fue rubricado por Alejandro Tiana, rector de la UNED, y como testigos de honor por, Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz, Juan María Alzina de Aguilar, secretario general de la Comisión Española de Cooperación con la UNESCO,  María José Carrillo, presidenta de la Fundación Valores y la Catedrática de la UNED, María Novo.
La adhesión de la UNED, a la “Carta de la Tierra”, se fundamenta en la trascendencia razonada de su significado, que se plasma en los puntos que Alejandro Tiana, rector de la UNED rubricó como un compromiso de esta institución educativa, que asume, que:

“La Carta de la Tierra es una declaración de principios fundamentales para la construcción de la comunidad del Siglo XXI. Se basa en las ideas de interdependencia, responsabilidad compartida y sostenibilidad de las formas de vida humana sobre el planeta. Su objetivo es establecer una ética ecológica y social que contribuya a crear una sociedad mundial más equilibrada ecológicamente y más equitativa socialmente…
 
En la suma de esfuerzos por un mundo mejor, la UNED se declara: 

Preocupada, por los avances hacia un mejor futuro común, en el que la protección ambiental y el desarrollo sostenible de los pueblos pueda darse bajo principios éticos que garanticen una convivencia armónica de los seres humanos y los pueblos entre sí y de toda la humanidad con la naturaleza. Teniendo en cuenta, que la Carta de la Tierra presenta un planteamiento holístico y coherente para responder a los problemas interconectados a los que se enfrenta la comunidad mundial. Considerando, que la Carta de la Tierra es una declaración que promueve el respeto y la responsabilidad para con todos los seres vivos, así como la integridad ecológica, la justicia social y económica, la democracia, la no violencia y la paz. Reconociendo, que la Carta de la Tierra es el resultado de un proceso de consulta multicultural e intersectorial llevado a cabo durante las últimas décadas que resume los valores y principios fundamentales para la sostenibilidad de nuestras formas de vida. Resuelve adherirse y avalar formalmente la Carta de la Tierra, reconociendo que la misma constituye un importante referente ético para el desarrollo sostenible” Nos comprometemos, a utilizarla como guía y marco ético para la toma de decisiones, en el desarrollo de planes y políticas y como instrumento educativo para el desarrollo sostenible, bajo la visión y las metas del documento que buscan un mundo justo, atento a los valores de la Tierra y a la paz y no violencia”.

Más información:


viernes, 23 de septiembre de 2016

La UNED crea un portal de datos sobre su gestión energética

En estos días la UNED ha presentado a la comunidad universitaria el nuevo portal OTOM-UNED ODS, que hace público los datos de gestión energética de los edificios de la Universidad.

Esta actuación se encuadra dentro de Aporta, actuación promovida por el Gobierno de España, para facilitar el acceso de los ciudadanos a la información del sector público español. Entre otros datos, se incluyen el consumo energético y de agua y las emisiones de CO2. También se reflejan todas las actuaciones implantadas desde el año 2000 dentro de la Estrategia de Eficiencia Energética de los Edificios de la UNED. Esta última se aprobó en 2012 y se enmarca dentro del Programa de Austeridad, Sostenibilidad y Eficiencia de la UNED.

Estas y otras actuaciones han convertido a la UNED según Antonio Rubio, arquitecto de la UNED y director de la OTOM (Oficina Técnica de Obras y Mantenimiento) en una universidad altamente sostenible:
”De acuerdo con los indicadores de intensidad energética y emisiones de CO2, la UNED es una Universidad muy sostenible desde el punto de vista energético, pero nuestro objetivo es continuar mejorando y ayudar a que el impacto de la actividad de la UNED sobre el medio ambiente esté lo más controlado posible y sea el menor posible”.

Una vez sistematizados los datos, accesibles y transparentes en el portal OTOM-UNED ODS los siguientes retos y compromisos consisten en mantenerlos actualizados semestralmente, continuar mejorando siempre en todo lo que tenga relación con la energía y su uso eficiente. Para ello se están desarrollando auditorías energéticas en todos los edificios de la Universidad (ya se habían iniciado antes de la publicación del Real Decreto que establece su obligatoriedad). Con estos elementos se pretende tener caracterizado en detalle el perfil de consumo energético de la UNED y poder establecer propuestas de mejora basadas en datos reales y objetivos.

Para el próximo año está previsto que se desarrolle un Plan de Gestión Sostenible del Agua así como el Cálculo de la Huella de Carbono de todas las instalaciones de la UNED.

martes, 21 de junio de 2016

Entrega del material solidario en el Hospital Regional de Bata

Recientemente, solicitábamos vuestra ayuda para la recogida de gafas de sol usadas para Guinea Ecuatorial, donde son muy necesarias. Una vez de vuelta del viaje en el que hicieron entrega del material recogido en el Hospital Regional de Bata, los profesores Esther Gil, Carlos Fernández y Sara Osuna han hecho llegar a la Biblioteca el siguiente mensaje dando las gracias a todos los que de una u otra manera han colaborado en esta acción solidaria que ha implicado a toda la UNED y en la que la Biblioteca ha participado poniendo su granito de arena:


Realizando la entrega del material óptico en Guinea
Hola,

Nos encargamos de recoger las gafas graduadas usadas para llevarlas a Malabo, en Guinea Ecuatorial. En este correo queremos daros las gracias y contaros cómo fue.

Llevamos unas 200 gafas de sol y graduadas (sin funda), y además cristales sin cortar. Os mandamos (al final) una foto con la entrega. Hicimos la entrega a un colaborador de Santos, que es un óptico guineano que se formó en la UPC dentro de un proyecto de Ópticos del mundo, y que regresó a Bata a trabajar con programas de salud visual, al principio con dos personas de esta ONG. A él ya le hicimos la entraga del material qeu llevamos en septiembre de 2015.

En este correo, os escribimos a muchos que colaborasteis y difundisteis la información, a quien nos dio permiso para poner las cajas para la recogida… Disculpad por no hacer un correo para cada uno, pero pensamos que así es más fácil llegar a todos. Hubo muchas personas que se implicaron y nos ayudaron, poniendo cajas y carteles para recoger gafas, recogiendo gafas en los distintos edificios, buscando y trayendo gafas de casa, recogiendo gafas por su cuenta o aportando cristales sin cortar que fueron muy bien recibidos.

Os pedimos, si podéis y si reenviasteis nuestro primer correo pidiendo gafas, que enviéis también este, porque queríamos daros las gracias a todos y contaros cómo fue todo.

Carlos, Sara y Esther