viernes, 25 de noviembre de 2016

Echa una mano: ayuda a salvar Doñana

El entorno de Doñana es uno de los humedales más importantes de Europa, un paraíso de marismas, dunas y pinares, que es clave para la conservación de gran cantidad de especies de aves migratorias y uno de los espacios naturales protegidos españoles más conocidos en el mundo. Sin su existencia, la supervivencia de especies como el lince ibérico, el águila imperial y multitud de aves acuáticas se vería muy seriamente comprometida. 

Sin embargo, en los últimos tiempos este amplio espacio natural, declarado reserva de la biosfera, que incluye un parque nacional, un parque natural y otras figuras de protección, patrimonio mundial de la UNESCO, está literalmente contra las cuerdas. Acorralado por infraestructuras, con graves problemas de agua a causa de las continuas captaciones ilegales (el agua que alimenta la marisma ya se ha reducido en un 80%), con la amenaza constante de que se repita el desastre de Aznalcóllar y acosado por proyectos como la construcción de un almacén subterráneo de gas o el proyectado dragado del Guadalquivir, se encuentra en un momento crítico para su supervivencia.

WWF, la organización conservacionista que compró y donó a nuestro país los terrenos que fueron el germen del parque nacional, ha dado la voz de alarma:  hoy Doñana está más amenazada que nunca por la actividad humana descontrolada. La situación es tan grave que de no frenar las amenazas actuales, la UNESCO podría incluirla en Lista de Patrimonio Mundial en Peligro en 2017. 

Por eso esta ONG ha iniciado una campaña que pide nuestra colaboración para que el Gobierno central y la Junta de Andalucia cumplan con su responsabilidad. España debe emitir un informe el 1 de diciembre que presente las medidas que va a tomar para cumplir con las recomendaciones de este organismo internacional.  

La UNED firma la Carta de la Tierra

Carta de la Tierra
A instancia de María Novo, titular de la Cátedra UNESCO de Educación Ambiental y Desarrollo Sostenible de la UNED, nuestra universidad se ha adherido a la Carta de la Tierra.

El documento, fue rubricado por Alejandro Tiana, rector de la UNED, y como testigos de honor por, Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz, Juan María Alzina de Aguilar, secretario general de la Comisión Española de Cooperación con la UNESCO,  María José Carrillo, presidenta de la Fundación Valores y la Catedrática de la UNED, María Novo.
La adhesión de la UNED, a la “Carta de la Tierra”, se fundamenta en la trascendencia razonada de su significado, que se plasma en los puntos que Alejandro Tiana, rector de la UNED rubricó como un compromiso de esta institución educativa, que asume, que:

“La Carta de la Tierra es una declaración de principios fundamentales para la construcción de la comunidad del Siglo XXI. Se basa en las ideas de interdependencia, responsabilidad compartida y sostenibilidad de las formas de vida humana sobre el planeta. Su objetivo es establecer una ética ecológica y social que contribuya a crear una sociedad mundial más equilibrada ecológicamente y más equitativa socialmente…
 
En la suma de esfuerzos por un mundo mejor, la UNED se declara: 

Preocupada, por los avances hacia un mejor futuro común, en el que la protección ambiental y el desarrollo sostenible de los pueblos pueda darse bajo principios éticos que garanticen una convivencia armónica de los seres humanos y los pueblos entre sí y de toda la humanidad con la naturaleza. Teniendo en cuenta, que la Carta de la Tierra presenta un planteamiento holístico y coherente para responder a los problemas interconectados a los que se enfrenta la comunidad mundial. Considerando, que la Carta de la Tierra es una declaración que promueve el respeto y la responsabilidad para con todos los seres vivos, así como la integridad ecológica, la justicia social y económica, la democracia, la no violencia y la paz. Reconociendo, que la Carta de la Tierra es el resultado de un proceso de consulta multicultural e intersectorial llevado a cabo durante las últimas décadas que resume los valores y principios fundamentales para la sostenibilidad de nuestras formas de vida. Resuelve adherirse y avalar formalmente la Carta de la Tierra, reconociendo que la misma constituye un importante referente ético para el desarrollo sostenible” Nos comprometemos, a utilizarla como guía y marco ético para la toma de decisiones, en el desarrollo de planes y políticas y como instrumento educativo para el desarrollo sostenible, bajo la visión y las metas del documento que buscan un mundo justo, atento a los valores de la Tierra y a la paz y no violencia”.

Más información:


viernes, 23 de septiembre de 2016

La UNED crea un portal de datos sobre su gestión energética

En estos días la UNED ha presentado a la comunidad universitaria el nuevo portal OTOM-UNED ODS, que hace público los datos de gestión energética de los edificios de la Universidad.

Esta actuación se encuadra dentro de Aporta, actuación promovida por el Gobierno de España, para facilitar el acceso de los ciudadanos a la información del sector público español. Entre otros datos, se incluyen el consumo energético y de agua y las emisiones de CO2. También se reflejan todas las actuaciones implantadas desde el año 2000 dentro de la Estrategia de Eficiencia Energética de los Edificios de la UNED. Esta última se aprobó en 2012 y se enmarca dentro del Programa de Austeridad, Sostenibilidad y Eficiencia de la UNED.

Estas y otras actuaciones han convertido a la UNED según Antonio Rubio, arquitecto de la UNED y director de la OTOM (Oficina Técnica de Obras y Mantenimiento) en una universidad altamente sostenible:
”De acuerdo con los indicadores de intensidad energética y emisiones de CO2, la UNED es una Universidad muy sostenible desde el punto de vista energético, pero nuestro objetivo es continuar mejorando y ayudar a que el impacto de la actividad de la UNED sobre el medio ambiente esté lo más controlado posible y sea el menor posible”.

Una vez sistematizados los datos, accesibles y transparentes en el portal OTOM-UNED ODS los siguientes retos y compromisos consisten en mantenerlos actualizados semestralmente, continuar mejorando siempre en todo lo que tenga relación con la energía y su uso eficiente. Para ello se están desarrollando auditorías energéticas en todos los edificios de la Universidad (ya se habían iniciado antes de la publicación del Real Decreto que establece su obligatoriedad). Con estos elementos se pretende tener caracterizado en detalle el perfil de consumo energético de la UNED y poder establecer propuestas de mejora basadas en datos reales y objetivos.

Para el próximo año está previsto que se desarrolle un Plan de Gestión Sostenible del Agua así como el Cálculo de la Huella de Carbono de todas las instalaciones de la UNED.

martes, 21 de junio de 2016

Entrega del material solidario en el Hospital Regional de Bata

Recientemente, solicitábamos vuestra ayuda para la recogida de gafas de sol usadas para Guinea Ecuatorial, donde son muy necesarias. Una vez de vuelta del viaje en el que hicieron entrega del material recogido en el Hospital Regional de Bata, los profesores Esther Gil, Carlos Fernández y Sara Osuna han hecho llegar a la Biblioteca el siguiente mensaje dando las gracias a todos los que de una u otra manera han colaborado en esta acción solidaria que ha implicado a toda la UNED y en la que la Biblioteca ha participado poniendo su granito de arena:


Realizando la entrega del material óptico en Guinea
Hola,

Nos encargamos de recoger las gafas graduadas usadas para llevarlas a Malabo, en Guinea Ecuatorial. En este correo queremos daros las gracias y contaros cómo fue.

Llevamos unas 200 gafas de sol y graduadas (sin funda), y además cristales sin cortar. Os mandamos (al final) una foto con la entrega. Hicimos la entrega a un colaborador de Santos, que es un óptico guineano que se formó en la UPC dentro de un proyecto de Ópticos del mundo, y que regresó a Bata a trabajar con programas de salud visual, al principio con dos personas de esta ONG. A él ya le hicimos la entraga del material qeu llevamos en septiembre de 2015.

En este correo, os escribimos a muchos que colaborasteis y difundisteis la información, a quien nos dio permiso para poner las cajas para la recogida… Disculpad por no hacer un correo para cada uno, pero pensamos que así es más fácil llegar a todos. Hubo muchas personas que se implicaron y nos ayudaron, poniendo cajas y carteles para recoger gafas, recogiendo gafas en los distintos edificios, buscando y trayendo gafas de casa, recogiendo gafas por su cuenta o aportando cristales sin cortar que fueron muy bien recibidos.

Os pedimos, si podéis y si reenviasteis nuestro primer correo pidiendo gafas, que enviéis también este, porque queríamos daros las gracias a todos y contaros cómo fue todo.

Carlos, Sara y Esther


miércoles, 15 de junio de 2016

El despilfarro de alimentos: una preocupación social y ambiental


El hambre sigue siendo una asignatura pendiente, sin embargo, en el mundo se producen alimentos más que suficientes: cada año más de una tercera parte de los alimentos producidos se pierde o se desperdicia. Recuperar tan sólo la mitad de esa cantidad podría bastar para alimentar al planeta. 

Además de los efectos sociales y económicos, este despilfarro produce graves efectos ambientales. Según las estimaciones de la FAO, en la producción de los alimentos que finalmente no se consumen, se desperdician 250 km3 de agua, se desprende una gran cantidad de CO2 a la atmósfera (3.300 millones de toneladas de gases de efecto invernadero) y se sobreexplota el 28% por ciento de la superficie agrícola del mundo.


No sólo los productores, envasadores, transportistas y distribuidores de alimentos son responsables de esta situación, se calcula que en la Unión Europea los consumidores son los causantes del 42 por ciento del desperdicio.  


Los Bancos de Alimentos

La incongruencia de que a la vez que buena parte de la población mundial sufra la lacra del hambre habiendo exceso de alimentos, ha hecho que algunas entidades tomen cartas en el asunto. Así, en 1967 en Estados Unidos surgieron los primeros bancos de alimentos con una doble intención: combatir el hambre y reducir el despilfarro. Con el tiempo, se ha añadido un tercer reto, reducir el impacto medioambiental. 

En España, existe la Federación Española de Bancos de Alimentos que se compone de 55 asociaciones sin ánimo de lucro que operan en todas las provincias como auténticas empresas, gestionando los recursos que reciben y con una plantilla de 2700 voluntarios, que en su mayoría son jubilados que aportan sus conocimientos profesionales y su trabajo de manera desinteresada. 

Cómo funcionan

El banco de alimentos contacta con empresas que estén dispuestas a donar gratuitamente sus excedentes de alimentos. Las razones por las cuales las empresas crean excedentes son muy variadas: defectos de envasado, de etiquetado, políticas fallidas de marketing, etc… También se reciben productos no excedentarios que algunas empresas donan generosamente. 

Además de la aportación de las empresas alimenticias, se realizan colectas de muchos tipos, entre ellos, las campañas de recogida de alimentos en supermercados y de particulares. Las subvenciones y ayudas de dinero mantienen la estructura mínima de un banco de alimentos: una nave de almacenamiento, cámaras frigoríficas, pesas, carretillas, transportes, teléfono, etc. Los alimentos se almacenan, en general por breve tiempo, de forma que estos puedan, ser distribuidos y consumidos dentro de plazos de consumo preferente.

En contra de lo que se podría pensar, los bancos de alimentos no entregan los alimentos a los particulares directamente, sino que utilizan como intermediarios centros asistenciales adheridos a los bancos.

La última campaña que está realizando la Federación de Bancos de Alimentos junto con la Obra Social la Caixa, se denomina Ningún niño sin bigote y consiste en una recogida masiva de leche para los 300.000 menores que más lo necesitan en España. Hasta el 15 de julio se pueden realizar donativos económicos en los cajeros de La Caixa, vía online o por SMS. 


jueves, 5 de mayo de 2016

Nueva recogida solidaria de gafas para Guinea Ecuatorial

Aprovechando el viaje que los docentes de la UNED hacen todos los años a Guinea Ecuatorial para la realización de los exámenes, la profesora Esther Gil ha organizado una nueva recogida de material óptico, esta vez gafas de sol, tan necesarias en un país sometido a una radiación solar muy intensa y con una población con escasos recursos. Se han habilitado puntos de recogida en la Biblioteca Central y en la de Campus Norte y las gafas se podrán depositar hasta el día 18 de mayo. El material recogido se destinará al Hospital Regional de Bata.

¡Colabora!

:: Grupo de Biblioteca Sostenible ::

miércoles, 20 de abril de 2016

Qué hacer con los medicamentos caducados y sus residuos

Todos nos hemos sorprendido alguna vez al revisar el botiquín de nuestras casas y comprobar la gran cantidad de medicamentos caducados, envases, etc. de los que tenemos que desprendernos. Su destino no debe ser en ningún caso la basura. No sólo porque esto sería desperdiciar valiosos recursos sino porque se trata de una clase de residuos especialmente dañinos para el medio ambiente, ya que pueden contaminar ríos, acuíferos, suelos, etc. constituyendo una grave amenaza para nuestra salud. En su lugar debemos depositarlos en el punto SIGRE más próximo a nuestro domicilio. Estos están situados en alguna de las más de 21.000 farmacias adheridas a este sistema de gestión, la práctica totalidad de las existentes en España. 

Al punto SIGRE de nuestra farmacia debemos llevar:
  • Medicamentos caducados.
  • Medicamentos que ya no necesitamos.
  • Cajas y envases de medicamentos.
  • Envases vacíos con restos.
Pero no debemos depositar en ningún caso:
  • Agujas y jeringuillas.
  • Termómetros.
  • Gasas.
  • Productos químicos.
  • Radiografías.
  • Pilas.



Finalmente ahí van algunos consejos sobre el reciclaje de medicamentos:
  • Todos los restos de medicamentos caducados o no utilizados y sus envases deben llevarse al Punto SIGRE de la farmacia.
  • Los envases que han estado en contacto con el medicamento (frascos, blíster, tubos, aerosoles, ampollas, etc.) aunque estén vacíos, deben ser tratados de forma específica. Para ello, deben depositarse en el Punto SIGRE.
  • Para poder identificar los distintos tipos de medicamentos y los envases que los contenían y darles el correcto tratamiento, deben llevarse al Punto SIGRE dentro de su caja de cartón.
  • Las cajas de cartón y envases de medicamentos de todo tipo, tengan aún restos del medicamento o estén vacíos, no deben tirarse al contenedor azul del papel, ni al amarillo de los envases, ni al contenedor verde de vidrio.